Seguidores

jueves, 24 de febrero de 2011

WIKILEAKS EN EL PERÚ

GRACIAS CLAUDIO

18 de Diciembre del 2010
LIMA No deja de producirme risa el hecho de que se esté utilizando en el Perú el famoso y novísimo WikiLeaks para coger a ladrones, estafadores y otras layas de sinvergüenzas cibernéticos, cuando todos sabemos que aquí basta con el olfato.
Solamente hay que pasar frente a la Plaza Bolívar, o frente al Palacio de Gobierno o frente a EsSalud o frente a cualquier ministerio y la misma nauseabunda se percibe al toque.
Hace algunos días nos enteramos que hay congresistas que cobran sin trabajar. ¡Qué tal noticia! ¡Qué tal novedad! Como si esa cabronería alguna vez tuvo la intención de trabajar. ¿Y para eso hace falta el WikiLeaks?
Esa huevada cibernética se ha metido también en nuestra política menuda y ridícula. Por ejemplo, han desnudado al burdel de Fuerza Social. Se están sacando la chochoca entre ellos, y eso son simples ganas de enriquecerse con facilidad. Constituirse en “clusters”, en nebulosas, en constelaciones y en galaxias no conduce a nada y ya deberían saberlo. Los que van solos son los que por lo general ganan. Pero vean a los Villaranejos: No se sacan los ojos sólo por falta de cojones.
También estoy viendo que el primate plumífero, ese que hizo matar a más de 25 policías, anda no sólo suelto en plaza, sino que -para remate- está de candidato a la Presidencia de la República. ¿Adónde vamos a parar? ¿Otro payaso como el boliviano? Y a propósito, ¿pagará el ladrón ese lo que le debe a Graña y Montero?
Otra cosa que WikiLeaks nos ha chapado, es que nuestra Policía está demostrando una absoluta inutilidad. En cada “incursión” armada, los terrucos y los narcos salen ganando.
Podríamos reproducir las palabras de Dios Emperador de Duna:
“La policía procura siempre que los criminales prosperen. Hay que ser un policía bastante torpe para no darse cuenta de que la posición de autoridad es la posición criminal más próspera de todas las existentes. Las cárceles se necesitan sólo para crear la ilusión de que los tribunales y la policía son efectivos. Son una especie de seguro de empleo”.
Si dudan del sabio Leto*, vean nomás lo que ocurre con la gentuza irracional que se opone a la minería gracias al cura y al medicucho comunista de Arequipa. La Policía ataca… y siempre pierde.
Otro que no sé cómo se ha enterado que existe WikiLeaks, es el zombie de La Habana y su hermanito el hermafrodita, el almohadón con patas. Según los medios cubanos, Fidelito ha manifestado que WikiLeaks “ha puesto al Imperio de rodillas”. ¿Sabrá de lo que estará hablando? ¿Sabrá que si mañana los gringos deciden invadir Cuba, con la compañía de bomberos de New Jersey es suficiente?

No sé si acá haya tenido que ver WikiLeaks, pero alguien ha destapado un nuevo escándalo en el Banco del Vaticano. Nada nuevo ni nada escandaloso en una institución que llegó a dar muerte a su propio Papa, a Juan Pablo I (y no fue el primero).
Al lado de eso, ¿qué puede ser un simple lavado de dinero?
¿Acaso no sabemos que la mafia internacional tiene sus cuentas más grandes en el Banco del Vaticano?

Ahora… ¿Qué pretextos irán a inventar?

Aquí algunas citas de papas -infalibles- a lo largo de la historia:

“La costumbre de Roma consiste en tolerar ciertas cosas y silenciar otras” -Carta del papa Gregorio VII dirigida al Legado Pontificio Hugues de Die el 9 de marzo de 1078.
“Desde tiempos inmemoriales es sabido cuán provechosa nos ha resultado esta fábula de Jesucristo” -Carta del papa León X (1513-1521) dirigida al cardenal Bembo.
“Se me reprocha que de vez en cuando me entretenga con Tasso, Dante y Ariosto, pero ¿es que no saben que su lectura es el delicioso brebaje que me ayuda a digerir la grosera sustancia de los estúpidos doctores de la Iglesia? ¿Es que no saben que esos poetas me proporcionan brillantes colores con ayuda de los cuales soporto los absurdos de la religión?”

Algo interesante es la Taxa camarae* ideada por León X. Si pagas determinada tarifa al Vaticano, se te perdona el pecado. ¡Cualquier pecado!.
Por ejemplo:
“Si el eclesiástico, además del pecado de fornicación, pidiese ser absuelto del pecado contra natura o de bestialidad, debe pagar 219 libras, 15 sueldos. Mas si sólo hubiese cometido pecado contra natura con niños o con bestias y no con mujer, solamente pagará 131 libras, 15 sueldos”.

PERO QUE TAL CONCHA

“El sacerdote que desflorase a una virgen pagará 2 libras, 8 sueldos”

Y estos son buenísimos:
“La mujer adúltera que pida absolución para estar libre de todo proceso y tener amplias dispensas para proseguir sus relaciones ilícitas, pagará al Papa 87 libras”.
“Por el asesinato de un hermano, de una hermana, una madre o un padre, se pagarán 17 libras al Papa”.
¿Qué te parece, Gonzales? ¿Todavía siguen creyendo en infalibilidades papales? ¡Cojonudo!
¿Se imaginan si en esa época hubiese existido WikiLeaks?
Hasta más vernos.
* La Taxa Camarae es una tarifa promulgada, en el año 1517, por el papa León X (1513-1521) con el fin de vender indulgencias, eso es perdonar las culpas, a todos cuantos pudiesen pagar unas buenas libras al pontífice. Como veremos en la transcripción que seguirá, no había delito, por horrible que fuese, que no pudiese ser perdonado a cambio de dinero. León X declaró abierto el cielo para quienes, clérigos o laicos, hubiesen violado a niños y adultos, asesinado a uno o a varios, estafado a sus acreedores, abortado... pero tuviesen a bien el ser generosos con las arcas papales. Veamos sus treinta y cinco artículos:

AMPLIAR INFORMACIÓN EN

http://www.pepe-rodriguez.com/Mentiras_Iglesia/Taxa/Taxa_Mentiras_Iglesia_taxacamarae.html

* Leto II Atreides es un personaje del libro Hijos de Dune escrito por Frank Herbert, uno de los personajes más interesantes y carismáticos de la saga, ya que es el reflejo de lo más horrendo y, a la vez, lo más hermoso del ser humano, una dualidad que será su maldición, y que marcará su paulatino exterminio.

AMPLIAR INFORMACIÓN EN
http://es.wikipedia.org/wiki/Leto_II